Los Quehaceres de Mamá o también conocidos bajo el acrónimo LQDM, presentan un sonido interesante mezclando el rock, metal y el hip-hop.

En los años 90 las propuestas musicales iban emergiendo de gran manera en nuestro país, los sonidos cada vez se fusionaban más, dando así al rock en México un estilo único y peculiar.

En esa época el rock se empezaba a expandir, teniendo proyectos interesantes fuera de la capital, y como ejemplo tenemos el día de hoy a la banda coahuilense, Los Quehaceres de Mamá.

Formalmente iniciada en el año de 1994, en Saltillo, Coahuila; Los Quehaceres de Mamá, conformados por  Jorge Sarmiento, Alejandro Gil, Eliud Rodriguez, Alain Carvajal, Aniano Zavala, presentando un sonido un tanto crudo y a la vez llamativo con base en el rock y un poco de hip-hop.

Los Quehaceres de Mamá empezaban a sonar de gran manera en el circuito ‘underground’ de la capital coahuilense, incluso aprovechando la distancia de la ciudad de Monterrey, LQDM llegó a presentarse en diversos escenarios del rock regio, compartiendo venues con bandas que en aquel momento empezaban a causar ruido, tales casos como El Gran Silencio, Zurdok Movimiento, Kuervoz de Malta, La Última de Lucas, entre otras.

El éxito del proyecto saltillense era evidente, llegando a oidos de miles de fanáticos y también de personas allegadas a la industria musical, siendo firmados por la disquera Azteca Music de la televisora del ajusco en 1996, en donde lanzarían su álbum debut y homónimo.

Un año despues Los Quehaceres de Mamá son invitados a la edición primeriza del Festival Vive Latino, en donde 50,000 personas estuvieron presente para su presentación, una cifra nada mala para una banda no capitalina.

Las presentaciones en la Ciudad de México no pararían, siendo diversas giras en la que Los Quehaceres de Mamá fueron invitados, ejemplos claros y a la vez exitosos como ‘El Molochete’ acompañando a Molotov y Control Machete y la popular ‘Machaca Regia’ en el reconocido Teatro Metropolitan.

Te recomendamos: Molochete: una gira explosiva.

Sin embargo, lo que todo parecía ser una buena carrera discográfica con Azteca Music, se volvio turbio, en donde Los Quehaceres de Mamá tuvo diferencias con la disquera, rompiendo lazos y teniendo material que no pudo salir a la luz de manera formal.

Aún el proyecto sigue girando, presentandose en Saltillo, Monterrey y en diversas ocasiones en la capital mexicana, incluso siendo parte del elenco de festivales de renombre, como claro ejemplo siendo anfitriones del festival Zapal en la ciudad de Saltillo.

Una verdadera banda de culto norestense, que sigue siendo un referente de la ciudad del sarape, con un buen sonido Los Quehaceres de Mamá sigue sonando de gran manera. 

Comments

0 comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí