Inicialmente formado en 1986 por el compositor y productor Humberto Álvarez y siendo parte del movimiento musical ‘Rock en tu idioma’, Sangre Asteka presentaba una peculiaridad en su música que no se había escuchado en la escena del rock, el uso del acordeón.

El inicio de Sangre Asteka se da debido a una presentación de la anterior banda de Humberto Álvarez; MCC Música y Contra Cultura, en la cuál el baterista José Manuel César ‘Perico’ Calderón le presenta a un joven músico a Álvarez llamado José Manuel Aguilera.

Tiempo después de compartir experiencias e ideas musicales, Humberto Álvarez decide invitar a Aguilera a un concierto de un nuevo proyecto, en el cuál se mezclaban algunas raíces mexicanas con el rock, dándose así el inicio de Sangre Asteka.

La primer presentación oficial se da en el Foro del Museo Universitario del Chopo, y en su alineación estaba conformada por Jesús González, Federico Luna, Mingo Nieto y Humberto Álvarez. Después de dicho evento José Manuel Aguilera aceptaría unirse a Sangre Asteka.

Este grupo sería un parteaguas en la escena rockera mexicana, debido al uso de polkas norteñas, inclusive podría decirse que fue fuente de inspiración para otros proyectos que implementaron el uso del acordeón, ejemplos como Julieta Venegas, El Gran Silencio, Kinky entre otros.

Te recomendamos:Los legendarios Teen Tops.

Para 1990, el grupo entraría al estudio de grabación en la ciudad de San Diego, California, siendo el Signatura Sound el lugar donde prepararían su álbum debut, sin embargo, no tenían un sello discográfico que apoyara a el lanzamiento lo cuál hizo que el álbum se tardara en darse a conocer.

Finalmente, un año después, el sello Opción Sónica ‘entraría al juego’ para la edición del álbum, siendo ‘Sangre Asteka’ el título homónimo para el disco; ante este lanzamiento, llegarían más presentaciones, así como eventos en televisión, pero en su desarrollo hubo una gran rotación en su alineación, en la cuál pasaron los músicos: Lorenzo Lagrava, Tizoc Briseño, Daniel Soberantes, Alda Reuter, Federico Fong y Bola Domene.

De manera lamentable, el tanto cambio en la alineación así como las diferencias tanto creativas y de carácter entre Humberto Álvarez y José Manuel Aguilera provocarían el final de este proyecto musical. Aunque después Aguilera intentó seguir la banda bajo el nombre de La Sangre, este no prosperó.

Con el pasar del tiempo Aguilera pasaría por diversos proyectos como Odio Funky, Nine Rain, Jaguares, hasta consolidarse con La Barranca, su trabajo más reconocido; mientras que Álvarez se entraría más a la música étnica, con su proyecto solista, hasta que en el 2013, se reunieron para un evento en ‘El Chopo’.

Sangre Asteka indudablemente fue una banda que innovó de gran manera, creciendo en una época clave del rock en México, pero lamentablemente no pudo consolidarse por un tiempo más prolongado.

Comments

0 comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí