Llena de misticismo, elegante, talentosa, entre otros adeptos positivos describen a esta gran rockera de nuestro país, Rita Guerrero.

Nacida en Gudalajara, Jalisco el 22 de mayo de 1964, Rita Marcela Guerrero Huerta, era la menor de 11 hermanos, de una familia donde la música siempre estuvo presente, ya que su padre era trompetista, de ahí inició ese gusto y talento donde en su incluso, aprendió a tocar guitarra y piano.

A los 10 años incursionó en el taller infantil de música del departamento de Bellas Artes de la Universidad de Guadalajara, donde tiempo después estudiaría la carrera de música aunque con el paso del tiempo desertaria.

Rita Guerrero se mudaría a la Ciudad de México, en donde ingresaría al Centro Universitario de Teatro de la Universidad Nacional Autónoma de México, durante su estancia en la máxima casa de estudios, incursionaria con su primer agrupación.

Esta banda sería Los Psicotrópicos, una banda con fusiones de Jazz, en donde sus primeras presentaciones serían en meetings en apoyo a huelguistas universitarios.

En su faceta como actriz, participaría la telenovela Martín Garatuza, bajo la producción de Televisa y donde también contaría con la participación de Cecilia Toussaint, en 1990 estaría en el filme Ciudad de ciegos, en donde también se puede ver la actuación de Saúl Hernández y Sax de Maldita Vecindad.

Aparte de la actuación, también participó como conductora de distintos programas, ejemplo claro Aguila o rock, un programa musical para el Canal 11 del Instituto Politécnico Nacional, así como El Palomazo en el Canal 22.

La incursión/nacimiento de la Santa Sabina, se da de manera teatral, en donde Rita Guerrero participa en la obra Vox thanathos, de David Hevia, con la música original de Jacobo Lieberman, con quien había coincidido en Los Psicotrópicos.

El estilo gótico rockero de la Santa Sabina encajaba con la gran voz soprano de Rita Guerrero, algo que ayudó a ser una de las bandas más emblemáticas del rock en México, siendo su álbum debut oficial en 1992, con un material esencial de la historia del rock mexicano.

Con la Santa Sabina, Rita Guerrero alcanzó una notable popularidad, en donde a parte de ser la vocalista también se desempeñaba en la composición y arreglos de los temas, en su haber se grabaron 5 álbumes de estudio, así como 4 en vivo.

Te recomendamos:Santa Sabina: misticismo y elegancia musical

Sin embargo no fue su único proyecto musical, ya que también se desempeñó en el Ensamble Galileo, así como siendo la directora del coro de la Universidad del Claustro de Sor Juana Inés.

Desafortunadamente en el 2010, Rita Guerrero fue diagnosticada con cáncer de mama, una batalla que estuvo luchando durante un año, en la cuál grandes personajes y amigos del rock en México apoyaron con eventos a beneficio de Guerrero. Lamentablemente el 11 de marzo del 2011 perdería la batalla.

Rita Guerrero es indudablemente un ícono y una de las voces femeninas más emblemáticas del rock en México, hoy conmemoramos su vida y obra recordando su legado.

Comments

0 comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí