Este concierto fue uno de los eventos más controversiales en la historia del rock mexicano, aquí te contamos la historia sobre cómo se originó, cómo estuvo y qué pasó después.

El concierto Unidos por la Paz fue organizado por Televisa y TV Azteca

unidos por la paz

Fue a principios del año 2001 cuando las dos televisoras más importantes del país tuvieron un acercamiento para hacer un espectáculo musical a beneficio de las comunidades indígenas, muy al estilo de los festivales musicales como el Live Aid.

Poco a poco las negociaciones fueron avanzando y se fueron planteando los posibles artistas y fechas para la realización del evento, ya que lo único claro era que sería en el Estadio Azteca.

Finalmente se decidió que Jaguares y Maná podrían ser opciones adecuadas, debido a su impacto mediático y a que ambos grupos mantuvieron una postura de apoyo a las comunidades indígenas desde hacía varios años.

Se hicieron las negociaciones con las dos agrupaciones, las cuales no fueron tan fáciles, pero finalmente se lograron acuerdos.

Jaguares y Maná tocaron en Unidos por la Paz

unidos por la paz jaguares mana

El 14 de febrero del año mencionado se realizó el anuncio oficial del evento, sorprendiendo a propios y extraños.

En la conferencia de prensa estuvieron presentes los presidentes de las dos televisoras, Emilio Azcárraga Jean (Televisa) y Ricardo Salinas Pliego (TV Azteca).

Ambos empresarios coincidieron en que este concierto surgió como una iniciativa personal de ambos, con la intención de enviar un mensaje de paz y de paso apoyar económicamente a las comunidades de Chiapas.

Ahí mismo anunciaron la fecha del concierto, sería el 3 de marzo, también confirmaron a las agrupaciones mexicanas como las protagonistas del evento y señalaron que estaban en negociaciones con Carlos Santana para que se uniera al evento.

Días después de realizó una rueda de prensa en el Auditorio del Museo Nacional de Antropología, estuvieron miembros de Jaguares y Maná, así como los encargados de la producción del evento.

mana-jaguares
Maná y Jaguares ensayando para el Concierto Unidos por la Paz.

Te recomendamos: Adrian Belew y su aporte al rock en México

«Aceptamos porque no habrá participación del gobierno ni de partidos ni de representantes; creímos que esto podría ser una trampa y un cuestionamiento a la visita de los zapatistas, pero nos aclararon que no es así, no hay patrocinadores ni comerciales, es una causa que beneficiará directamente a los pueblos indígenas”, expresó Saúl Hernández, quien reconoció que cuando les hicieron la invitación la tomaron con reserva.

“La televisión regresa a la gente, es un paso para lograr el cambio; no sé qué va a pasar, pero creo que la diversidad de propuestas abrirá mentes», agregó el “Jaguar Mayor”.

«Cuestionamos lo que se proponía, pero a final de cuentas se cumplieron los requisitos que pedíamos; no es un artista ni de Televisa ni de TV Azteca, por eso aceptamos. La propuesta es honesta y creo que es importante porque es un problema de 500 años de olvido, de abandono, y de lo que se trata es de aportar ideas. «El Gobierno de Zedillo se hizo de la vista gorda y pretendió desgastar el movimiento, eso es muy claro, ahora Fox tiene que demostrar voluntad», expuso por su parte Fher Olvera de Maná.

De igual forma se confirmó que lo recaudado por los 105 mil 365 boletos que se pondrían a la venta sería entregado por ambas bandas a las comunidades indígenas.

Carlos Santana rechazó la invitación al concierto Unidos por la Paz

santana

El guitarrista originario de Autlán, Jalisco, declinó amablemente la invitación que le hicieron los organizadores del evento, argumentando que tras estar varios años sin descansar estaba por pasar unas largas vacaciones en compañía de su familia.

La producción

Pero “Unidos por la Paz” era más que un concierto de rock, era un evento que sería televisado a todo México y otros 20 países.

Por ello se contempló una producción de primer mundo, destacando un escenario giratorio traído desde Estados Unidos.

También se ocuparon 50 cámaras, 2 helicópteros y colaboraron 500 técnicos.

Además el concierto quedaría grabado en video y audio para después ser puesto a la venta y obtener más ganancias a beneficio de los indígenas.

Los organizadores también contemplaron un performance que se ejecutaría al final del concierto, en el que participaría un grupo de actores en la que se interpretaría un tema creado para la ocasión, sin embargo tanto Jaguares como Maná se negaron.

El concierto Unidos por la Paz se hizo el 3 de marzo del 2001

jaguares mana unidos por la paz

Se llegó el día y el Estadio Azteca se llenó. Antes de la música, un chamán subió al escenario y realizó un ritual para llenar de buena energía el ambiente.

Primero tocó al turno de Jaguares quien arrancó con sus primeros 45 minutos de concierto.

Esta agrupación estaba en un proceso de transformación y estaba conformada en ese momento por Saúl Hernández (guitarra y voz), Alfonso André (batería y coros), César López “El Vampiro” (guitarra), Chucho Merchán (bajo) y Luis Conte (percusiones), contando con la participación especial de una orquesta sinfónica.

Abrieron con “Antes de que nos olviden”, “Nubes” y “Viento”, temas que arrancaron el furor de los presentes.

Las consignas a favor de los derechos humanos y de la unión entre mexicanos estuvieron presentes en este set.

El concierto continuó con temas como “Detrás de los Cerros”, “Nos Vamos Juntos”, “El Milagro”, para después dar paso al acompañamiento de orquesta en las canciones “Adiós”, “Fin” y “No me culpes”, siendo este uno de los momentos más emotivos del evento.

Después tocó el turno al cuarteto conformado por Fher, Alex, Sergio y Juan. Maná arrancó con frenesí al ritmo de “Oye mi amor”, para después continuar con “Hechicera”, “Falta amor” y “Cuando los ángeles lloran”.

“Esto va para la selva de Chiapas”, gritó Fher para cantar “Selva negra”. Después tocaron “Desapariciones”, la cual dedicaron a todos los desaparecidos del mundo y luego pusieron a todos a bailar con “Cómo te deseo”.

Se hizo una pausa y Jaguares volvió al escenario para continuar con su segundo bloque.
Los acordes de “Parpadea” volvieron a arrancar los gritos de la fanaticada y después ejecutaron “Dime Jaguar”, “Aviéntame” y “Miércoles de Ceniza”.

Saúl Hernández siguió lanzando mensajes de hermandad y de fortalecimiento social.

De lo sublime de “Ayer me dijo un ave” se pasó a la intensidad de “Voy a volar” y luego siguieron los clásicos caifanescos de “La Célula que explota”, “No dejes que” y “Afuera”, con lo cual Jaguares culminó su presentación.

Maná regresó al escenario para cerrar su participación con siete canciones más. Primero sonaron “Déjame entrar”, “Ana” y “¿Dónde jugarán los niños?”, esta última dedicada a los niños de México.

Después llegó un pasaje acústico con “Te lloré un río”, “Vivir sin aire” y “Rayando el sol”.

Luego dieron paso a “En el muelle de San Blas” y “Clavado en un bar” con las cuales se dio paso al momento más importante de la noche: la unión de Jaguares y Maná.

Ambos grupos interpretaron en conjunto “La Negra Tomasa”, poniendo a todo mundo a bailar y después el mensaje profundo de unión con los acordes de “Give peace a chance” («Denle una Oportunidad a la Paz»).

Los integrantes de Maná y Jaguares se abrazaron y de esta manera se le puso punto final al concierto Unidos por la Paz.

¿Qué pasó después de este concierto

Se reunieron poco más de 5 millones de pesos, recursos que ambos grupos, cada quien por su lado, entregaron a varias asociaciones que trabajan de la mano de las comunidades indígenas chiapanecas.

Las reacciones posteriores fueron diversas. Hubo quienes apoyaron el evento y quedaron contentos con él, aunque mucha gente (artistas incluidos) lo criticaron, calificándolo como un mero show mediático y superficial.

Ambas bandas nunca volvieron a coincidir y mantuvieron su distancia, la cual siempre había estado de manifiesto antes del festival.

El concierto nunca se lanzó al mercado bajo ningún formato, contrario a lo que se había anunciado previamente, se desconocen los motivos.

Comments

0 comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí